Redes de indignación y Ciberactivismo

Os recomendamos los libros

Redes de indignación y esperanzaRedes de indignación y esperanza
Manuel Castells
Alianza Editorial

Ciberactivismo. Las nuevas revoluciones de las multitudes conectadasCiberactivismo
Mario Tascón y Yolanda Quintana
Editorial Catarata

Estos dos libros desvelan desde diferentes perspectivas la implicación de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación en los nuevos movimientos sociales que llevan recorriendo todo el globo desde hace ya más de dos décadas y que en el último bienio han aflorado por el empeoramiento de las condiciones de vida de gran parte de la población mundial. De Túnez a Egipto, de Islandia a España y de Chile a Estados Unidos se han sucedido acciones de activismo político que se han llevado a cabo en una esfera pública que vive un momento de expansión gracias a la interacción de millones de usuarios a través de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación.
Estas dos obras mencionan como el ciberactivismo comenzó a abrir un nuevo espacio de expresión política en los años 90 del siglo XX con la puesta en marcha de la red que transmitía las novedades del movimiento zapatista chiapeco. Desde ese momento se comenzó a ahondar en la experimentación del ciberespacio como espacio de activismo político con nuevas propuestas de hacer política. A pesar de ello, estos tres autores coinciden en que si bien las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación no son la causa de los nuevos movimientos sociales, si han facilitado el empoderamiento de los “ciudadanos red” (netizens).

Manuel Castells en Redes de indignación y esperanza, hace un recorrido por las experiencias de ciberactivismo de las revueltas árabes, el 15-M español y el movimiento Occupy Wall Street. Para este investigador estos movimientos ciudadanos están abriendo una nueva etapa de hacer política y, si bien sus primeros resultados son dispares en la consecución de sus objetivos, son las primeras piedras en la construcción de la toma de conciencia ciudadana de su capacidad de hacer presión política.

Mario Tascón y Yolanda Quintana, en Ciberactivismo, hacen un recorrido histórico amplio y ponen de relieve las posibilidades y dificultades de este nuevo activismo. Donde los Estados y gobernantes se oponen al mantenimiento de la neutralidad de Internet, ya que socaban los cimientos de la manera tradicional de entender la representación política dando demasiada capacidad de maniobra a los ciudadanos que cada vez son más conscientes de que las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación están abriendo un nuevo paradigma en la historia de la humanidad donde los representantes pierden poder en favor de los representados cambiado el actual status quo. Sin embargo, advierten que esta lucha por el control de internet no ha hecho nada más que empezar y no hay que bajar la guardia, ya que sino el resultados irá en perjuicio de los usuarios y de la democracia.

Arturo Guerrero Enterría

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *