Conspiración contra la especie humana

Es una novedad que no sabriamos muy bien etiquetar

 

 

Conspiración contra la especie humana ligotti
Thomas Ligotti
Valdemar

Considerado unánimemente como uno de los autores más relevantes dentro de la literatura de terror contemporánea, heredero y renovador de la obra de los grandes maestros del género, E.A. Poe y H.P. Lovecraft, Thomas Ligotti sorprendió a críticos y lectores con la publicación en 2010 de su primer ensayo, que llevaba el impactante título de La conspiración contra la especie humana, título de un libro imaginario que se menciona en su relato “The Shadow, TheDarkness”. «Esta obra plantea lo que acaso sea el reto más firme lanzado hasta la fecha contra el chantaje intelectual que quiere obligarnos a estar eternamente agradecidos por un “don” que nunca solicitamos: la vida», comenta RayBrassier en el prólogo.
Thomas Ligotti rinde homenaje en esta obra lúcida e inclasificable al olvidado filósofo pesimista y antinatalista noruego Peter Wessel Zapffe, y rememora además las aportaciones a esta corriente filosófica de pensadores como Schopenhauer, Nietzsche, Mainländer, Bahnsen, Brashear y otros, sin olvidar la influencia que esta visión del mundo ha tenido en la historia de la literatura de horror, muy especialmente en la obra de su querido y admirado maestro H.P. Lovecraft. Abundan en estas páginas, que no dejarán indiferente a ningún lector, frases lapidarias que brillan como faros que penetran la oscuridad reinante, que sacuden las conciencias, como los golpes a la puerta de Macbeth. Un par de ejemplos: «Se ha descubierto el pastel: somos biorobots copiadores de genes que viven a la intemperie en un planeta solitario en un universo físico frío y vacío…» o «Es mejor inmunizar tu consciencia contra cualquier pensamiento alarmante y horrendo para que todos podamos seguir conspirando con el fin de sobrevivir y reproducirnos como seres paradójicos: marionetas que pueden andar y hablar por sí solas … juguetes humanos que mantienen mutuamente la ilusión de ser reales».

Thomas Ligotti nació en Detroit en 1953 y estudió Lengua en la universidad estatal de Wayne. Cuando tenía 17 años sufrió una crisis de pánico-ansiedad que con el tiempo se haría crónica. Aunque algunos han querido ver en ello el origen de su visión pesimista del mundo, muy bien pudo haber ocurrido al contrario. Ligotti trabajó durante veinte años como editor asociado para el grupo editorial Gale. A comienzos de los ochenta aparecen sus primeros relatos en diversos fanzines, convirtiéndose desde entonces en un escritor de culto. Sus referentes literarios, más allá de los maestros modernos del horror sobrenatural, como Machen o Lovecraft, sin olvidar a Poe, incluyen autores como Baudelaire, Borges, Nabokov o Valéry. En 1986 publicó Songs of a Dead Dreamer, que fue elogiada por crítica y público a pesar de su corta tirada, 300 ejemplares, A esta primera colección de relatos le siguieron otras: Grimscribe, HisLives and Works (1991, WorldFantasy 1992), Noctuary (1994, col. Gótica n° 90), TheNightmare Factory (selección de los tres anteriores y premio BramStoker 1996), My Work Is Not Yet Done (2002, BramStoker) y Teatro Grottesco (2006, 2008), entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *