Fallece José Luis Guerrero

Os queremos informar, con profundo pesar, que José Luis Guerrero ha fallecido en accidente de tráfico. José Luis ha sido la cara y el alma de la librería durante los cuatro años que lleva abierta. Mandamos nuestro pésame y un fuerte abrazo a su familia y amigos.
Estará en el tanatorio de la M-30 hoy miércoles desde las 18.00 hasta las 22.00 en la sala 12. Mañana jueves, a partir de las las 9.30. Será incinerado a las 12.30 en la capilla laica del cementerio de la Almudena.
Se suspenden todas las actividades hasta nuevo aviso.
DEP

15 pensamientos en “Fallece José Luis Guerrero

  1. Dolor, tristeza, rabia. Como profesor de filosofía, y como amigo, se le echará muchísimo de menos. Siempre al lado de sus alumnos, quiero recordarle como la persona a la que año tras año más de mil alumnos elegíamos como profesor de confianza para confiarle nuestros problemas y preocupaciones.
    Hoy recuerdo especialmente la última vez que le visité en la librería y cómo estuvimos charlando un buen rato, sus consejos para encontrar una buena lectura, su carácter afable y siempre dispuesto, sus bromas y su sonrisa.
    DEP.

  2. Gracias Tomás por tus palabras porque yo me he quedado sin ellas. Guerrero siempre ha sido más que un profesor, y le estoy muy agradecido por todo lo que me ha enseñado. Que descanse en paz.

  3. Yo solo tuve ocasión de hablar un par de veces con él durante una breve estancia en Madrid, pero me dejó con las ganas de poder volver a hablar largo y tendido con él. Pese a lo poco que le conocía, su muerte me ha causado un gran dolor.

    Mi más sincero pésame, espero que José Luis descanse en paz.

    Un abrazo,

    Ricardo

  4. Un accidente de tráfico más, y el mundo del libro pierde un trabajador incansable y generoso, la filosofía pierde un apoyo que necesita, el mundo pierde una muy buena persona, y yo he perdido un amigo. Todo mi ánimo y mi pésame para su familia.

  5. Todavía recuerdo el primer día que conocí a Guerrero. Tenía 10 años y acudía a mi primera clase de Ética. Ese día fue el día que me di cuenta de que hay otras formas de pensar, de que el mundo podía ser diferente y de que valía la pena explorarlo. Desde entonces, siempre ha sido una referencia, una mano tendida, un maestro.
    Estoy orgulloso de haber sido tu alumno y amigo, de ser quien soy gracias a ti. Gracias por todo, amigo mio.
    Lucas

  6. Me acabo de enterar. Me quedo consternado. Solía visitar la librería porque vivo al lado y me gustaba charlar con José Luis, sobre libros, sobre mi proyecto, las clases y conferencias. Me causa dolor que una persona buena, amable, entusiasta y tan carcana nos haya dejado. No sé cómo manifestar mi apoyo y fraternidad a la familia. Sólo afirmar que la filosofía también, aunque duela, nos puede ofrecer consolación en estos momentos. Un abrazo muy fuerte.

  7. Como su alumna de filosofía y de algunos entrenamientos de baloncesto no puedo expresar más que el asombro perplejo que me deja el fallecimiento de Güis. Mis condolencias a su familia, en especial a su madre Concha, de quien también fui alumna hace 24 años en el colegio alemán de Madrid. En estos momentos pienso mucho en vosotros Un abrazo de Tanja.

  8. Nunca olvidaré las clases de José Luis, ni dejaré de agradecer su manera de tratarnos: mirándonos siempre de igual a igual, tuviéramos aún 10 años o hubiéramos terminado ya la universidad. Escuchando nuestras ideas, haciéndonos reflexionar sobre nuestros prejuicios, brindándonos nuevas perspectivas… pero sin imponernos nada, dejando siempre que fuéramos nosotros quienes creciéramos y formáramos nuestra propia opinión.
    Todos los que tuvimos la suerte de pasar por sus clases salimos de ellas siendo personas más curiosas, críticas y humanas.
    Muchísimas gracias, Güis.
    Pablo

  9. Siento mucho la pérdida de José Luis, a quien conocí hace muchos años a través de Estudiantes y a quien reenconté un día por una gratisima casualidad al entrar a comprar un libro en el barrio. Me gustaría enviar un abrazo muy fuerte a su familia. Vamos a echarle de menos en Meta Librería.

  10. Desde la Ampa del Colegio Decroly, queremos trasladar nuestro pésame a la familia y amigos de José Luis Guerrero. Os enviamos todo nuestro apoyo en estos momentos tan duros. Un abrazo

  11. ¡Qué pena! ¿Cómo puede ser que en un momento el mundo nos haya dejado sin una persona tan querida? Toda su familia, amigos, gente cercana, alumnos y clientes de su librería nos hemos quedado perplejos al escuchar la noticia, algunos ni se lo creían, ya que no solo hemos perdido al mejor profesor que hemos tenido (al menos en mi opinión), sino una persona que aún en tus días tristes conseguía sacarte una sonrisa por su manera de ser, una persona que te hacía ver el mundo de una manera diferente, de una manera mejor. El mundo pierde a una gran persona. Nunca te olvidaremos Guerrero.

  12. Nos hemos enterado esta tarde por Fidel al volver del colegio. Era el de la librería. Fueron sólo unas cuantas mañanas de sábado, tu sentido del humor, tus recomendaciones de lectura y tu brillante forma de entender la vida. Él también te recordará. A través de nosotros le llegarán valores que directa o indirectamente nos has transmitido, porque queremos que sea una persona feliz.
    Gracias
    José y Victoria

  13. Yo le conocí en la distribuidora donde iba a comprar los libros para su libreria. Puedo decir que nos hemos quedado de piedra cuando nos hemos enterado. Era una persona muy educada y nos trataba muy bien. Nuestro más sentido pésame a la familia y se le echará de menos.

  14. Últimamente he soñado con él…..Esta noche tras otro sueño he buscado a través de Google su contacto para verle…Conmocionada y triste todavía por la noticia… una persona muy muy especial….entrenador, amigo, que impactó en nuestras vidas cuándo éramos adolescente. Me siento muy triste por no haber podido tener su compañía desde hace tiempo. Por no haberle buscado antes…pero a la vez me siento privilegiada por haberle tenido tanto tanto tiempo a nuestro lado….el número 4 de tu ‘otro’ equipo.

  15. Me acabo de quedar de piedra. Lo conocí hace unos 15 años en el colegio alemán y aunque no tuve la suerte de tenerlo como profesor, sí pude conocerlo y charlar con él lo suficiente como para admirarlo y respetarlo con un profundo cariño. Mi más sentido pésame a familiares, amigos y alumnos que nos hemos quedado un poco huérfanos. Hacia donde estés va un abrazo, Güis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *