El intelecto agente y los filósofos

El intelecto agente y los filósofos. Venturas y desventuras del hallazgo aristótelico sobre el hombre. I. Siglos IV a.C.-XV

Sellés, Juan Fernando


Este trabajo realiza un acercamiento histórico y sistemático a lo que es la cima del conocimiento humano: el conocer personal, raíz y cumbre de todo conocer humano, descubrimiento aristotélico al que el Estagirita llamó intelecto agente. En la historia de la filosofía alternan momentos de esplendor junto con otros de decaimiento en la interpretación de este nivel noético. En este primer volumen se revisan las tesis de los comentadores aristotélicos más representativos hasta el s. XV. El libro arranca con el comentario al pasaje De anima de Aristóteles (III, 5) en el que el Estagirita trata del intelecto agente. intelecto-agente-y-los-filosofos-elDesde ahí se recorren hasta la Baja Edad Media los distintos autores y corrientes, agrupándolos en las siguientes concepciones: a) sustancialismo: asimilación del intelecto agente a una sustancia, bien separada y externa, bien como sustancia humana; b) alma humana, identificándolo con la misma alma; c) alma de la humanidad, como una única alma común a todo el género humano; d) potencialismo, concibiéndolo como una potencia «activa» del alma humana; e) habitualismo, que lo comprende como un hábito, bien innato, bien adquirido; f) acto de ser: considerándolo como el acto de ser, intimidad o persona; g) y, finalmente, su negación: materialismo-formalismo-nominalismo, corrientes que niegan la existencia del intelecto agente en el hombre por diversos motivos: su reducción, bien a lo neuronal, bien a la inteligencia humana (admitiendo sólo una distinción formal o incluso nominal respecto al posible).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *