La sociedad punitiva

Curso del Collège de France (1972-1973)

Foucault, Michel


Pronunciadas en el Collège de France en el primer trimestre de 1973, estas trece lecciones sobre la «sociedad punitiva» examinan cómo se han forjado las relaciones entre la justicia y la verdad que rigen el derecho penal moderno, y cuestionan lo que aparentemente les une al surgimiento de un nuevo régimen punitivo que aún domina la sociedad contemporánea.

En este curso –muy probablemente preparatorio para el libro que se publicaría en 1975, Vigilar y castigar–, va más allá del sistema penitenciario, analizando el conjunto de la sociedad en la economía capitalista que desarrolla una nueva e singular gestión de la multiplicidad de las ilegalidades y de su imbricación.

Este ensayo se elaboró partiendo de un material histórico hasta ahora inédito, sobre la economía política clásica, los cuáqueros y los «Dissenters» ingleses y su filantropía –cuyo discurso introduce lo penitenciario en lo penal–, así como la moralización del tiempo obrero. Michel Foucault se entrega, para su crítica de Hobbes, a un análisis de la guerra civil, que no la guerra de todos contra todos, sino una «matriz general» para comprender el funcionamiento de la estrategia criminal, cuyo objetivo es menos criminal que el enemigo interno.

La sociedad punitiva es uno de los grandes textos que relatan la historia del capitalismo. Así, nuestras ciencias humanas se revelan invariablemente, en un sentido nietzscheano, como «ciencias morales».

 

Extravíos

Ciorán, Emil


Escrita probablemente entre la segunda mitad de 1945 y los primeros meses de 1946, Extravíos representa tal vez la obra más sombría y descreída que el autor haya escrito nunca: «Entiendo perfectamente tu situación y tus desilusiones, aunque yo no haya hecho la guerra. Pero basta contemplar como espectador la época que vivimos para sacar conclusiones válidas para todos los tiempos. Yo me he vuelto inmune a todo, a las antiguas creencias y a cualquier creencia futura. Aún creo quizás en la inteligencia y en el fuego de artificios del espíritu. La “realidad” no existe sino en el sufrimiento, pero lo muerte lo anula también, así que al fin de cuentas nada tiene consistencia alguna», escribía a su hermano Aurel, el 8 de septiembre de 1946.

La presente obra es uno de los últimos textos que Cioran compone en rumano y probablemente el último que concebirá en su propia lengua con carácter de libro. El episodio de Dieppe, descrito en sus entrevistas, está a un paso de consumarse, y con él la decisión de operar definitivamente el salto que lo catapultará como uno de los prosistas más finos de las letras universales.

Rosalía

Carnés, Luisa


En Padrón hay una casa humilde cuyo nombre es grato al espíritu: La Huerta de la Paz. Allí una niña enfermiza aprende a andar sobre las piedras viejas del jardín y pasa horas contemplando los aleteos de las mariposas sobre las dalias. Frente a su colegio está el cementerio de Adina, donde la pequeña se entretiene deletreando los epitafios en los días de sol.

Esa niña es Rosalía de Castro, la gran poeta gallega, y esa casa, el hogar al que siempre querrá volver, fuente de inspiración de toda su obra. Tras su infancia en Galicia, la joven Rosalía se instala en el Madrid convulso de Isabel II, donde conoce a Manuel Murguía, su futuro marido, y al dulce Gustavo Adolfo Bécquer, cuyo reflejo en los espejos del Café Suizo es todo melancolía. Después vienen los hijos, Simancas, la muerte de su adorada madre. Y esa continua añoranza de Galicia en medio de la adustez castellana.

Luisa Carnés, la narradora invisible de la Generación del 27, la autora de Tea Rooms. Mujeres obreras, escribió esta biografía en 1945, ya en su exilio mexicano. Una obra llena de encanto y de complicidad, tan rica en ambientes que más parece, en muchos momentos, un cuento gótico que un texto biográfico.

Heidegger y el cristianismo

Savarino, Luca


La comparación de Heidegger con la teología cristiana se analizó ya ampliamente: las vinculaciones con la teología se remontan hasta los años de formación católica y continúan durante el período de enseñanza en Friburgo y luego en Marburgo, en donde se hace particularmente intensa la relación con la teología protestante y con el pensamiento de Rudolf Bultman. Ciertamente una comparación no en sentido único: si la tradición teológica ejercitó una influencia poderosa sobre el desarrollo de la ontología de Heidegger, efectivamente, es necesario destacar también el modo en que la teología misma, tanto para el catolicismo como para el protestantismo, haya utilizado ampliamente una serie de temáticas del pensamiento heideggeriano para una renovación de las propias bases disciplinares. La relación de Heidegger con la religión y con el cristianismo en particular es extremadamente compleja, y esto también en virtud del cambio de abordaje al fenómeno religioso en el transcurso de un itinerario filosófico en evolución continua y de resultados controversiales, potencialmente anticristianos.

Feminismos: una mirada desde la sociología

Hacia las bases de una sociología del género

Marugán Pintos, Begoña / Miranda López, Mª Jesús


A diferencia de otras disciplinas, la Sociología no ha desarrollado una línea editorial en la que se muestren sus aportaciones al feminismo. feminismosCon este texto se recuperan saberes olvidados, empezando por el origen preciso de muchos términos utilizados actualmente en el contexto histórico y con el sentido que le dieron sus autoras. A través de esta genealogía se observa cómo la sociología feminista ha supuesto una revolución epistemológica en las Ciencias Sociales. Así, se ponen en entredicho los postulados más firmes de la sociología dominante. Hay que pensar de otra manera. “Ponerse las gafas de género” no es solo tener en cuenta a la mitad femenina de la humanidad, es percibir que esa mitad femenina está dando la vuelta a la historia.

La mujer que dijo basta

24052018La larga lucha por la igualdad y contra la violencia de género en España (1970-2017)

Nogueria, Charo


Ana María Pérez del Campo Noriega ha impulsado el profundo cambio en la vida de las mujeres desde el franquismo hasta nuestros días. Pionera y protagonista de la gran revolución femenina, ha abierto camino a los derechos y libeLA-MUJER-QUE-DIJO-BASTA-i1n15792750rtades de las ciudadanas y fomentado la lucha contra la violencia de género en España. Con ochenta años cumplidos, esta feminista aún alza la voz contra la desigualdad, los abusos y el patriarcado.
Ella es La mujer que dijo basta, y este es su testimonio.
«El feminismo es solidario y lucha contra las injusticias, por la igualdad, por compartir el poder, no por quedárselo todo».