Las máscaras de Dios. Mitología primitiva

Las máscaras de Dios. Mitología primitiva
Joseph Campbell
Ediciones Atalanta (Nueva edición con traducción de Isabel Cardona)

Screenshot_1Nadie ha hecho comprender mejor a nuestra época el sentido mítico del mundo como Joseph Campbell. En su prólogo al monumental estudio comparativo de las mitologías, cuya nueva edición inicia Atalanta con este primer volumen, Campbell afirma que el hombre no puede sostenerse en el universo sin otorgar un sentido a las ideas míticas heredadas, porque la crónica de nuestra especie no es sólo la de su historia biológica, o la que se apoya en el desarrollo tecnológico, sino también la historia espiritual de las diferentes razas humanas. El análisis contrastado de los mitos confirma que éstos tienen un carácter unitario y universal, ya que motivos tan diversos como el robo del fuego, el diluvio, el nacimiento de la madre virgen, el héroe que resucita o el mundo de los muertos, aunque se encuentren esparcidos geográficamente bajo distintos ropajes, forman entre sí un único caleidoscopio.

Publicada entre 1959 y 1968, Las máscaras de Dios está dividida en cuatro volúmenes. El primero, dedicado a la Mitología primitiva, indaga los motivos mitológicos de las culturas prehistóricas a la luz de los descubrimientos arqueológicos, antropológicos y psicológicos más recientes. El segundo volumen, Mitología oriental, se ocupa de las religiones de Egipto, India, China y Japón. El tercero, Mitología occidental, es un estudio comparativo de los temas universales que subyacen en el arte, los cultos y los textos de la cultura europea. La obra se completa con Mitología creativa, que trata sobre la importancia que ha tenido la herencia mitológica en el mundo moderno y sobre el ser humano como creador de sus propias mitologías.

En esta nueva edición en castellano de Mitología primitiva, revisada por la Fundación Joseph Campbell en 2016, se han actualizado todos aquellos datos que los nuevos descubrimientos arqueológicos y antropológicos habían rectificado desde su primera publicación en 1959, con el fin de conservar toda su vigencia científica como libro de referencia.

Una filosofía de la fotografía

Una filosofía de la fotografía
Vilém Flusser
Editorial Síntesis

filosofía de la fotografía

Vilém Flusser propone un nuevo modo de ver la fotografía: el análisis de la fotografía en sus aspectos estéticos, científicos y políticos le sirve de clave para el estudio de la actual crisis cultural y de la nueva forma de existencia y sociedad que está en vías de generar. El autor demuestra que la transición de la cultura del texto a la cultura de la imagen (de la linealidad de la historia a la bidimensionalidad de la magia) corre pareja con la transición de la sociedad industrial a la sociedad postindustrial (del trabajo al juego) y cómo esta mutación puede reconocerse y observarse con especial evidencia en la fotografía.

La cabaña de Heidegger. Un espacio para pensar

La cabaña de Heidegger. Un espacio para pensar
Adam Sharr
GG

Un espacio para pensarEste libro trata de una intensa relación entre el lugar y la persona. En verano de 1922, el filósofo alemán Martin Heidegger (1889-1976) se mudó a un pequeño refugio construido para él en las montañas de la Selva Negra, al sur de Alemania. Heidegger llamó a este edificio la cabaña. En ella trabajó en muchos de sus más famosos escritos, desde las primeras conferencias que cautivaron a los estudiantes o los primeros apuntes de Ser y tiempo, hasta sus últimos y tal vez más enigmáticos textos. Heidegger pensó y escribió en la cabaña a lo largo de cinco décadas, a menudo solo, reclamando una intimidad emocional e intelectual con el edificio, sus alrededores y el paso de las estaciones.

Este libro realiza un recorrido alrededor de la cabaña, su entorno natural y su habitante, un análisis que se adentra en las circunstancias de la construcción de la casita, su propia configuración y el uso que el filósofo hacía de aquel espacio. Si, en palabras del propio Heidegger, la cabaña le ponía en riguroso contacto con la existencia, este texto, a caballo entre el relato y el ensayo, trata de dilucidar cómo la cabaña le puso en contacto también con su pensamiento.

La imagen de tu vida

La imagen de tu vida
Javier Gomá
Galaxia Gutemberg

la imagen de tu vida¿Qué permanece en este mundo donde todo pasa? ¿Qué consigue salvarse de la inflexible ley de caducidad que condena a todo lo viviente, incluido el ser humano, a la extinción y al olvido? Si existiera un arca de Noé que rescatara algunos bienes del inminente diluvio universal, ¿qué carga nos estaría permitido subir a bordo para asegurar a lo embarcado algún modo de perduración no sujeta a plazo? Dos son las modalidades de perduración humana a nuestro alcance: la obra artística y la imagen de la vida, cuando una y otra alcanzan la forma de perfección, estética y ética, que les es peculiar. La primera se halla reservada a unos pocos, los artistas, en tanto que la segunda concierne a todos, universalmente. Tras una presentación general del tema, el libro avanza centrando su atención en la segunda de esas modalidades, la imagen de la vida, entendida como el ejemplo dejado por alguien al morir en la memoria de quienes lo sobreviven. Aunque no lleguemos nunca a ser felices, nadie podrá nunca expropiarnos el derecho a vivir nuestra vida con ejemplaridad y, tras nuestra muerte, legar una imagen luminosa digna de perdurar en el recuerdo colectivo. La teoría sobre la imagen de la vida se concreta a continuación mediante dos estudios de caso que la ilustran. Primero, un ensayo sobre la imagen de la vida de Cervantes, compuesta de tres elementos esenciales -idealismo, cortesía y humor- que al combinarse dan la fórmula secreta del cervantismo. Y, finalmente, cierra el volumen Inconsolable, monólogo dramático donde el autor salta por primera vez del ensayo filosófico a la escena teatral y dibuja, sumido en duelo, la imagen de la vida de una persona muy amada perteneciente a su experiencia directa y cotidiana, su padre, en la proximidad de su fallecimiento.

Ser marxista en filosofía

Ser marxista en filosofía
Louis Althusser
Akal

Ser marxista en filosofía.indd

«A todos aquellos que dudan hoy de la filosofía, a quienes dudan de que el marxismo sea capaz de tomar parte en la filosofía de una manera no arbitraria ni subjetiva, sino justa y eficaz, les digo: ¡Ved qué es lo que sucede a vuestro alrededor! ¡Ved cómo van de rápido las cosas! ¡Ved esas luchas en las cuales se involucran los jóvenes del lado de los ancianos, batallas en las que la teoría marxista sale fortalecida y rejuvenecida! ¡Ved cómo se corrigen los errores del pasado! ¡Ved qué perspectivas se abren ante nosotros, cómo se acerca el futuro! ¿Tomáis partido en la lucha de clases, obrera y popular? Recordad: la lucha de clases necesita de la filosofía, de “lucha de clases en la teoría”. ¿Aspiráis a ser filósofos? Recordad: el filósofo se bate en la teoría, y cuando entiende las razones de esta necesaria pugna, se une a las filas de la lucha de clases, obrera y popular.»

Ser marxista en filosofía, que Althusser escribió en 1976, consta de veintiséis capítulos cortos en el que se busca una nueva comprensión de los vínculos entre Marx y la práctica de la filosofía. ¿Qué tiene que decir Marx acerca de la práctica filosófica? ¿Es posible imaginar una filosofía puramente marxista? ¿Qué significa practicar la filosofía como un marxista? ¿Qué horizonte político podría –y debería– adoptar una filosofía marxista? ¿De qué manera un filósofo podría llamarse a sí mismo marxista hoy día? Estas son algunas de las preguntas que Althusser intenta responder en este libro, en un texto claro, preciso y meticuloso de excepcional elegancia.

Leer

Leer
André Kertész
Errata Naturae

Sobrecubierta_Leer_bMás de cuarenta años después de su primera y celebrada edición en inglés,  este clásico de la fotografía –aún hoy moderno, tierno y revelador– se publica por primera vez en castellano con un prólogo de Alberto Manguel y una nota de Robert Gurbo, experto en la obra de Kertész. En las fotografías tomadas entre 1915 y 1970, Kertész capturó a lectores de toda condición en momentos intensamente personales y, sin embargo, universales, y en cualquier lugar imaginable: azoteas, parques públicos, calles abarrotadas… Tal vez en memoria de su difunto padre, que era librero, o porque entendía profundamente la naturaleza transformadora de la palabra impresa, Kertész empezó a fotografiar a personas absortas en la lectura tan pronto como comenzó a tomar fotos; un tema que siguió intrigándole mucho más tarde, ya en París o en Nueva York, incluso en sus viajes por todo el mundo.

Una de las primeras fotografías de esta colección –tres niños pequeños encorvados sobre el libro que uno de ellos sujeta con las rodillas– la hizo en Hungría con poco más de veinte años y fue el inicio de una serie fascinante que todavía hoy imitan muchos otros fotógrafos. Tan juguetonas como poéticas, las imágenes de este apasionante libro celebran el poder absorbente y el placer de esta actividad solitaria, y hablará tanto a los fans de la fotografía como a los de la literatura.