La palabra H

Peripecias de la hegemonía

Anderson, Perry


Una apasionante travesía por una historia intelectual de tintes globales, que concluye con el análisis del actual paisaje político.

Entre los conceptos que se repiten con frecuencia en los textos de relaciones internacionales y ciencia política, pocos son tan populares como el de «hegemonía», pese al poco  acuerdo que hay sobre cuál sea exactamente su significado.

En lo que constituye el primer estudio de calado histórico de la suerte diversa que ha corrido el concepto de hegemonía, Perry Anderson rastrea su aparición en la antigua Grecia y sitúa su redescubrimiento durante los alzamientos de 1848-1849 en Alemania. A continuación, sigue su accidentada trayectoria por la Rusia revolucionaria y la Italia fascista, por los Estados Unidos de la guerra fría y la Francia gaullista, por la Gran Bretaña de Thatcher y la India poscolonial, por el Japón feudal y la China maoísta, llegando finalmente hasta nuestros días.

Mujeres públicas, ciudadanas conscientes

Una experiencia cívica en la Segunda República

Monlleó, Mª Rosa; Badenes-Gasset Ramos, Inmaculada; Alcón Sornichero, Eva María


Investigar el papel protagonista de las mujeres en la Segunda República es una operación científica esencial para entender la modernización de España. Las diversas leyes que fueron aprobadas en este periodo dieron la oportunidad a las mujeres de tomar las riendas de la acción ciudadana, con lo que transgredían el espacio masculino y se convertían en sujetos conscientes, con responsabilidad en los asuntos públicos. En este libro aparece la experiencia cívica de muchas mujeres: votar, manifestarse en la calle o dar mítines electorales como ciudadanas, ser diputada o alcaldesa, disfrutar del seguro de maternidad, conseguir la tutela de los hijos o el divorcio, acceder a nuevos oficios monopolizados hasta entonces por los hombres.

Con esta obra creemos que se han conseguido dos objetivos esenciales: por una parte, desde el prisma feminista, presentamos los avances logrados por las mujeres, nuevos derechos y mayor autonomía; y por otra, desde el prisma de la memoria histórica, al elaborar sus biografías hemos recobrado su dignidad por ser víctimas de la guerra y la represión franquista. Desenmascarar la versión negativa que el régimen franquista dio de ellas, nos ha permitido reencontrarnos con la Segunda República como un periodo emancipador y creativo para las mujeres.

Simondon

Una filosofía de lo transindividual

Combes, Muriel


¿En qué se reconoce el simondonismo? Esta pregunta, lanzada desde el prólogo de este libro, y que se nos impone por el peso que adquiere hoy la obra de Simondon, debía necesariamente encontrar en su camino a Muriel Combes. Pues su intento se revela uno de los más consistentes a la hora de comprender el alcance de las tesis del pensador de la individuación, y de recorrer sus impensados, es decir amplificarlo.
No es este un libro cómodo. Combes tensiona en su lectura la letra de Simondon, como quien agita un líquido con el fin de descubrir sus valencias inherentes, o como quien talla la madera a fin de seguir sus vetas-fuerzas. Es decir, fiel a Simondon con el método de Simondon, busca reunir la letra con el espíritu, tensionarlas juntas, para inscribir una fidelidad rebelde, o una respetuosa infidelidad.
Como Simondon no es Uno, como no podría serlo, conviven en él varios, y sus apuestas ético-políticas (que acompañan su filosofía) son también varias. Tenemos, dice Combes, junto al pensador-de- la-técnica, reformador de la educación, regulador de un modo de relación con las máquinas, el Simondon de lo transindividual, de la expresión en lo colectivo de la carga de ser preindividual que somos (exceso y no falta) y que nos impide cerrarnos en un individuo, que nos empuja a la transformación incesante, al afectar y ser afectado. Combes previene que el primero, sin el segundo, corre el peligro de “normar lo inmanente”. Y en un punto no se trata de elegir, ya que ambos “simondones” coexisten en Simondon, pero en otro, siempre se trata de elegir, ya que la lectura es acción sobre nosotros mismos, modo de vida.
Técnica y deseo, técnica y modo de vida, no hay relación que sea hoy más apremiante (pregnante y alienante), y es esto lo que podemos pensar a través de Simondon, con Muriel Combes, en un sentido liberador.