El yo, la pareja y la familia

El yo, la pareja y la familia
François Singly
CIS

El yoFamilias reconstituidas, familias monoparentales, familias homoparentales… Si bien todo este tipo de vinculaciones no constituyen en sí mismas una creación reciente, no deja de ser cierto que en las últimas décadas la familia ha experimentado cambios sustanciales, tanto en su cuadro institucional como en su función primordial. La transformación de dicha función constituye, de hecho, el núcleo de este ensayo.

Del matrimonio concertado cuya función era la transmisión del patrimonio, pasando por la erróneamente denominada «familia tradicional», la familia adopta actualmente una pléyade de expresiones diversas. No obstante, nos dice Singly, no por ello la familia ha dejado de jugar un rol fundamental en una sociedad, dicho sea de paso, altamente individualizada. La tesis de Singly sostiene que dicho rol consiste hoy en construir la identidad individualizada de cada uno de sus miembros. Así, de acuerdo siempre con el autor, en el interior de la familia tendría lugar un proceso de socialización (tanto horizontal —entre los cónyuges—como vertical—entre padres e hijos—) centrado en torno al desarrollo personal de sus miembros, donde estos aprenderían a conciliar la preocupación por uno mismo con el respeto hacia el otro.

A partir de más de una centena de entrevistas realizadas por el propio Singly y varios estudiantes, contando además con el apoyo de numerosas novelas y películas, esta obra descubre cuáles son los mecanismos necesarios para que se produzca dicho proceso de socialización, haciendo especial hincapié en el papel del adulto como revelador del yo escondido en los otros. Para Singly, el adulto constituiría actualmente una especie de Pigmalión (o Pigmaliona) al servicio de los suyos: aquel que desvela la identidad latente en estos últimos.

La presente edición incluye una introducción a cargo de Lluís Flaquer, catedrático de Sociología en la Univerisat Autònoma de Barcelona, uno de los mayores especialistas en España en familia e infancia, así como responsable del grupo de investigación «Infancia, familias y políticas sociales comparadas» (Iphigenia).

Ser y objeto

Ser y objeto
Víctor Velarde-Mayol
Editorial Síntesis

ser y objetoMeinong es el primero que elabora de un modo explícito una teoría del objeto, que no es propiamente una metafísica, sino una teoría de lo que existe y de lo que no existe, e incluso de lo contradictorio. De esta suerte, la teoría del objeto parece ser una ciencia que lo abarca todo, lo real y lo irreal, lo posible y lo imposible. ¿Significa esto que la teoría del objeto es aún más amplia que la metafísica? Si el objeto de la metafísica es el ser y la teoría del objeto trata tanto lo que es como lo que no es, parece que esta última ciencia es la más universal. El objetivo de este libro es investigar acerca del modo en que Meinong entiende lo que es un objeto, pero sobre todo acerca de qué idea del ser se está manejando.

El libro se dirige a un público conocedor de la filosofía, específicamente de la metafísica pero también de la fenomenología. Meinong y Husserl fueron discípulos de Brentano, sin embargo sus futuros fueron muy diferentes. Mientras Husserl desarrolló la fenomenología con inmediato éxito en Europa, Meinong tardó mucho más, y no triunfó precisamente en el continente europeo, sino en el mundo anglosajón, donde la mayoría de la investigación de la teoría del objeto se está llevando a cabo actualmente.

Una filosofía de la fotografía

Una filosofía de la fotografía
Vilém Flusser
Editorial Síntesis

filosofía de la fotografía

Vilém Flusser propone un nuevo modo de ver la fotografía: el análisis de la fotografía en sus aspectos estéticos, científicos y políticos le sirve de clave para el estudio de la actual crisis cultural y de la nueva forma de existencia y sociedad que está en vías de generar. El autor demuestra que la transición de la cultura del texto a la cultura de la imagen (de la linealidad de la historia a la bidimensionalidad de la magia) corre pareja con la transición de la sociedad industrial a la sociedad postindustrial (del trabajo al juego) y cómo esta mutación puede reconocerse y observarse con especial evidencia en la fotografía.

La imagen de tu vida

La imagen de tu vida
Javier Gomá
Galaxia Gutemberg

la imagen de tu vida¿Qué permanece en este mundo donde todo pasa? ¿Qué consigue salvarse de la inflexible ley de caducidad que condena a todo lo viviente, incluido el ser humano, a la extinción y al olvido? Si existiera un arca de Noé que rescatara algunos bienes del inminente diluvio universal, ¿qué carga nos estaría permitido subir a bordo para asegurar a lo embarcado algún modo de perduración no sujeta a plazo? Dos son las modalidades de perduración humana a nuestro alcance: la obra artística y la imagen de la vida, cuando una y otra alcanzan la forma de perfección, estética y ética, que les es peculiar. La primera se halla reservada a unos pocos, los artistas, en tanto que la segunda concierne a todos, universalmente. Tras una presentación general del tema, el libro avanza centrando su atención en la segunda de esas modalidades, la imagen de la vida, entendida como el ejemplo dejado por alguien al morir en la memoria de quienes lo sobreviven. Aunque no lleguemos nunca a ser felices, nadie podrá nunca expropiarnos el derecho a vivir nuestra vida con ejemplaridad y, tras nuestra muerte, legar una imagen luminosa digna de perdurar en el recuerdo colectivo. La teoría sobre la imagen de la vida se concreta a continuación mediante dos estudios de caso que la ilustran. Primero, un ensayo sobre la imagen de la vida de Cervantes, compuesta de tres elementos esenciales -idealismo, cortesía y humor- que al combinarse dan la fórmula secreta del cervantismo. Y, finalmente, cierra el volumen Inconsolable, monólogo dramático donde el autor salta por primera vez del ensayo filosófico a la escena teatral y dibuja, sumido en duelo, la imagen de la vida de una persona muy amada perteneciente a su experiencia directa y cotidiana, su padre, en la proximidad de su fallecimiento.

Presencias irReales

Presencias irReales
Ana Carrasco Conde
Plaza y Valdés Editores

 

Presencias irrealesSi la gran mayoría de las reflexiones actuales (y no tan actuales) abordan cómo el sujeto se “subjetiviza” y adquiere identidad y peso en el seno de una comunidad, Presencias irReales, en diálogo con Hegel, Schelling, Heidegger, Deleuze, Derrida, Žižek o Sloterdijk constituye una reflexión a contracorriente porque su propósito es analizar los mecanismos más peligrosos y más desatendidos: aquellos que destruyen al sujeto, que le vacían de identidad e incluso corrompen su memoria. Este libro comienza para ello con un parricidio, el de Parménides, cuyo fantasma aparecerá a lo largo de las páginas a través de uno de los conceptos más relevantes para la filosofía: el de aquello que no siendo es de alguna manera y tiene efectos, a veces terribles, en nuestra realidad. Se trata de un libro de terror, pero no tanto por contener toda una galería espectral, con asedios de las fantasías, de fantasmas que vagan por nuestra realidad o de fantasmas que lo son y no lo saben, sino porque ningún yo está a salvo de la espectralización.

Leer

Leer
André Kertész
Errata Naturae

Sobrecubierta_Leer_bMás de cuarenta años después de su primera y celebrada edición en inglés,  este clásico de la fotografía –aún hoy moderno, tierno y revelador– se publica por primera vez en castellano con un prólogo de Alberto Manguel y una nota de Robert Gurbo, experto en la obra de Kertész. En las fotografías tomadas entre 1915 y 1970, Kertész capturó a lectores de toda condición en momentos intensamente personales y, sin embargo, universales, y en cualquier lugar imaginable: azoteas, parques públicos, calles abarrotadas… Tal vez en memoria de su difunto padre, que era librero, o porque entendía profundamente la naturaleza transformadora de la palabra impresa, Kertész empezó a fotografiar a personas absortas en la lectura tan pronto como comenzó a tomar fotos; un tema que siguió intrigándole mucho más tarde, ya en París o en Nueva York, incluso en sus viajes por todo el mundo.

Una de las primeras fotografías de esta colección –tres niños pequeños encorvados sobre el libro que uno de ellos sujeta con las rodillas– la hizo en Hungría con poco más de veinte años y fue el inicio de una serie fascinante que todavía hoy imitan muchos otros fotógrafos. Tan juguetonas como poéticas, las imágenes de este apasionante libro celebran el poder absorbente y el placer de esta actividad solitaria, y hablará tanto a los fans de la fotografía como a los de la literatura.