EL LAICISMO Y LA ÉTICA CÍVICA- Presentación y coloquio


 

En este libro el lector encontrará una breve historia del laicismo en España a lo largo de los siglos XIX y XX en la que se analizan algunas de las características que en nuestro país ha ido adquiriendo el laicismo desde la Institución Libre de Enseñanza de 1876, pasando por la Segunda República Española (1931-1936) hasta el momento actual. Junto a este breve recorrido histórico, en el que se evocan algunos de los personajes más importantes del laicismo español como F. Giner de los Ríos, M. Azaña y R. Llopis, se van señalando también las claves conceptuales de la filosofía de laicidad en nuestro país. La laicidad y el laicismo como movimiento social que apoya el ideario laicista se presenta en este libro como la mejor garantía de la igualdad ante la ley en materia de libertad de conciencia y de libertad de expresión de las convicciones morales y religiosas para todas las personas y comunidades. En los actuales tiempos de multiculturalidad, la laicidad nos ofrece la clave de bóveda para construir una convivencia democrática que respete el pluralismo ideológico, moral y religioso.

No lo saben, pero lo hacen. Cine y estética en Lukacs -Presentación-

 

Cuando Marx y Lenin se encuentran con el cine y no saben muy bien por dónde tirar, hacen lo mismo que los personajes interpretados por John Travolta y Samuel L. Jackson en Pulp Fiction: llamar al Señor Lobo, es decir, György Lukács, que es el único que puede hacer que nos quedemos contentos con los problemas de la mímesis y el reflejo antropomorfizador.

El pensamiento estético de György Lukács, pese a ser este uno de los intelectuales marxistas más importantes del siglo XX, no ha recibido, ni de lejos, la atención que merece. Se le ha leído poco y mal, muy mal. Tanto que se le ha acusado a la vez de ser lo mismo un burgués decadente como el filósofo oficial del «realismo socialista». Nada menos. Lukács no tiene nada de ninguna de esas dos figuras. 

El libro que el lector tiene en sus manos surge de reunir, estudiar y espigar lo más interesante para el análisis fílmico de la obra lukacsiana. A través de sus escritos podemos darnos cuenta de cómo Lukács vio en el cine, desde sus inicios, el nacimiento de un nuevo arte, una nueva belleza. Esto implica que se esfuerza en poner en juego nuevas categorías y en aplicar de forma específica las que ya tenía para el arte en general. Así, para nuestra sorpresa, de su lectura emergen herramientas de reflexión de gran fertilidad para el análisis actual del cine. Ante su invisibilidad, quizá sea un momento oportuno para recuperar, de la mano del autor, una estética relacional que nos regala análisis precisos para una teoría del cine como arte y como ensayo de una vida más inteligente y más digna.

Luces, cámara, ¡Lukács!