Feminismo y anarquismo

Prólogo de Lola Robles

Goldman, Emma


El feminismo de Emma Goldman se curtió en las luchas callejeras, en las prisiones y en los debates cotidianos, enfocando con perfecta claridad los objetivos políticos, culturales e ideológicos por los que estaba combatiendo. Una de sus afirmaciones más lúcidas es que no hay un solo feminismo, sino muchos, y no todos tienen el valor y el coraje para cambiar profundamente las estructuras de poder y dominación que habitan en los corazones, incluso de las mujeres. En sus vigorosas argumentaciones, todo el énfasis está puesto en la necesidad del encuentro entre hombres y mujeres, en la común humanidad, en el carácter artificial de las divisiones y en la aversión hacia toda forma de puritanismo.

Mujeres públicas, ciudadanas conscientes

Una experiencia cívica en la Segunda República

Monlleó, Mª Rosa; Badenes-Gasset Ramos, Inmaculada; Alcón Sornichero, Eva María


Investigar el papel protagonista de las mujeres en la Segunda República es una operación científica esencial para entender la modernización de España. Las diversas leyes que fueron aprobadas en este periodo dieron la oportunidad a las mujeres de tomar las riendas de la acción ciudadana, con lo que transgredían el espacio masculino y se convertían en sujetos conscientes, con responsabilidad en los asuntos públicos. En este libro aparece la experiencia cívica de muchas mujeres: votar, manifestarse en la calle o dar mítines electorales como ciudadanas, ser diputada o alcaldesa, disfrutar del seguro de maternidad, conseguir la tutela de los hijos o el divorcio, acceder a nuevos oficios monopolizados hasta entonces por los hombres.

Con esta obra creemos que se han conseguido dos objetivos esenciales: por una parte, desde el prisma feminista, presentamos los avances logrados por las mujeres, nuevos derechos y mayor autonomía; y por otra, desde el prisma de la memoria histórica, al elaborar sus biografías hemos recobrado su dignidad por ser víctimas de la guerra y la represión franquista. Desenmascarar la versión negativa que el régimen franquista dio de ellas, nos ha permitido reencontrarnos con la Segunda República como un periodo emancipador y creativo para las mujeres.