Breve historia del islam

Ernest Yassine Bendriss

Ediciones Nowtilus

13,95

Disponible  

ISBN: 978-84-9967-491-9

Descripción

“Es por ello que Breve Historia del Islam es todo un ejemplo de obra didáctica, muy esencial, destinada esencialmente al lector que desea no solo comenzar a comprender el fantástico mundo de ricos califas y legendarias ciudades de las mil y una noches sino también al apasionado que desea conmoverse con una historia eterna”

(Blog Historia con minúsculas)

Uno de los mayores monoteísmos de la historia, con una historia llena de esplendor militar, artístico y científico y un presente convulso y turbulento: el Islam contado desde su origen.

El Islam nace en el S. VII en la zona de Arabia y en la actualidad es la segunda religión más practicada del mundo con más de 1.300 millones de musulmanes. Por eso, se hace necesaria una obra como Breve Historia del Islam que explica no sólo la crónica de la creación y difusión de este credo por la mayor parte del mundo, sino también los dogmas y prácticas de esta religión que, lejos de ser el monolito integrista que se quiere presentar, es una religión llena de matices, con diversas facciones e incluso una versión mística llena de poesía y amor por la vida en todas sus formas.

La obra de Ernest Bendriss parte de la Arabia preislámica, caracterizada por el politeísmo religioso y la división política en tribus dirigidas por un jeque, generalmente en conflicto unas con otras, porque sólo de ese modo podemos comprender la importancia del mensaje de Mahoma, que unificaba los cultos religiosos en un monoteísmo total y creaba una nueva forma de unión política, jurídica y militar a través de la Umma, la comunidad de creyentes. Tras la muerte del profeta, comenzará el proceso de expansión, inigualable, pero también comienzan las primeras disensiones y fracturas, tras la campaña de los cuatro primeros califas, los Rashidhûn, llegará la dinastía de los Omeyas que gobernarán un territorio que se extendía desde los Pirineos hasta el valle del Indo, los Omeyas serán derrocados por la dinastía Abassí y, con ellos, llegará el esplendor artístico