La Técnica y el Tiempo III. el Tiempo del Cine y la Cuestión del Malestar

Bernard Stiegler

Hiru Argitaletxea

19,00

Sin ejemplares. Se puede encargar.

Fecha estimada de entrega 16 abril, 2021 - 20 abril, 2021
ISBN: 978-84-95786-77-7

Descripción

En lo sucesivo el sistema técnico mundial se funda íntegramente en las tecnologías digitales.

Una consecuencia fundamental de esta situación de hecho es la integración funcional de las mnemotecnologías en el sistema de producción de los bienes materiales, lo que constituye una inmensa ruptura histórica: son los dispositivos de producción de los símbolos, que hasta ahora señalaban unas esferas de lo artístico, de lo tecnológico, de lo jurídico y de lo político, los que en lo sucesivo son completamente absorbidos por la organización mundial del comercio y de la industria.

La producción simbólica está hegemónicamente controlada por las industrias culturales en la medida en que éstas se han apoderado de los dispositivos retencionales que configuran el tiempo en su forma más pura: como flujo de conciencia.

Precisamente bajo el nombre de industria cultural Adorno y Horkheimer denunciaron este devenir industrial de la actividad del espíritu, es decir, su sumisión exclusiva a los criterios mercantiles de selección.

Vieron en ello una perversión de esta operación de la imaginación trascendental que Kant llama el esquematismo.

Según ellos, esta perversión la hizo posible un proceso de exteriorización técnica del proceso de producción de los esquemas, en la que ellos veían el colmo de la alienación de los espíritus y de los cuerpos.

El tiempo del cine y la cuestión del malestar quiere demostrar a la vez la urgencia de esta cuestión, la gran debilidad de este análisis y la necesidad de proceder, frente al hecho histórico de la industrialización del espíritu, a una crítica de los apartados de la Crítica de la razón pura respecto al análisis del esquematismo.

Esta crítica se llevará a cabo a partir del cine hacia un análisis de la actividad de la conciencia –y de su productor, el inconsciente– como siendo originariamente un proceso de producción cinemato-gráfico, lo que también confiere a esta obra un alcance geopolítico: Hollywood se convierte así en la Metrópolis del mun